Nuevas tecnologías y trabajo editorial

El fotógrafo se encuentra cubriendo un evento a 300 Km. de la redacción. Haciendo honor a su oficio, obtiene una buenas tomas. No demora: se aproxima a su computadora portátil y transfiere las fotografías de la tarjeta de memoria de la cámara digital al disco rígido de la PC. Sólo le toma un rato elegir una o dos especialmente representativas y las envía vía Wi-Fi a la redacción, quizá por correo electrónico ordinario, quizá por intermedio de un programa FTP. Allí las recibe el atento diseñador, que con sólo un par de clicks de su mouse coloca la imagen digital en la ubicación definitiva...

Ver Más