Si bien muchos emprendedores, agencias, publicistas y profesionales suelen comprar fans Facebook, es un tema tabú en el mundo del marketing online. Aquí exploraremos las razones y circunstancias pen las cuales esta polémica práctica puede ser útil para nuestra estrategia de marketing online.

Para aclarar, aquí no nos referimos a comprar fans Facebook a través del servicio publicitario de Facebook sino a través de sitios web de terceros que ofrecen fans al azar, con la única finalidad de aumentar los números de una fan page.

 

1. La barrera inicial

La popularidad y la fama funcionan como un círculo vicioso: las personas y marcas más seguidas y populares son las que atraen más rápidamente al público. La viralidad online sigue el mismo patrón, con lo cual cuando ciertos contenidos, cuentas  o fan pages alcanzan cierto status crecen en redes sociales exponencialmente. Pero para ello es necesario alcanzar el “punto de inflexión”, y esto suele ser lo más difícil.

Al crear una nueva fan page, comenzamos desde cero. Y es extremadamente difícil superar esta etapa inicial, ya que contaremos con ningún fans o tan sólo unos pocos. Y una fan page con pocos fans es poco atractiva para cualquier potencial visitante. Se produce una paradoja: no tenemos nuevos fans porque tenemos pocos fans, y tenemos pocos fans porque no tenemos nuevos fans. En cambio, las fan pages que ya cuentan con una gran audiencia atraen continuamente más y más seguidores, no sólo por la actividad que general sino también porque brindan una imagen de éxito y liderazgo. El principio de la prueba social nos dice que estamos más propensos a aceptar una idea cuando vemos que otras personas lo han adoptado, y más propensos a rechazarla cuando vemos que otros la han rechazado. Las masas siguen a las masas. Comprar fans Facebook inicialmente es una manera de superar este condicionamiento.

 

2. Reservar nombre de usuario

Al crear una nueva fan page, la dirección o URL de la fan page incluirá el nombre de la página con guiones entre las palabras y un largo número. Es decir que no será una dirección amigable y fácil de recordar. Facebook no nos permitirá elegir un nombre de usuario o dirección amigable o user-friendly para la fan page hasta que no hayamos alcanzado cierto número de fans. Una dirección amigable tiene una estructura simple, del tipo facebook.com/marketingaholic.

Sin embargo, al comprar fans Facebook, podemos superar esa limitación y reservar rápidamente el nombre de usuario que deseamos antes de que sea tomado por otra persona o marca, lo cual es esencial en mercados muy competitivos.

 

3. Tracción para campañas pagas

Facebook tiene un servicio publicitario oficial llamado Facebook Adverts para sumar fans y publicitar sitios web. El inconveniente que muchos anunciantes encuentran es que al comenzar una campaña para una fan page nueva, es difícil generar la tracción inicial: los posts no tienen interacciones y la fan page no tiene fans. La inversión publicitaria inicial no se aprovecha del todo, y cuesta obtener los primeros fans. Al comprar fans Facebook antes de iniciar una campaña, ésta rinde más, pura y exclusivamente por el factor psicológico que produce el hecho de que los visitantes encontrará una fan page que ya tiene cierta cantidad de fans.

Es decir que comprar fans Facebook antes de difundir una página de fans puede incrementar el rendimiento de cualquier campaña publicitaria paga.

[Total:5    Promedio:5/5]