La ansiedad por tener éxito en un nuevo emprendimiento puede llevar al emprendedor novato a cometer ciertos errores de marketing muy comunes. Aquí presento una colección de malas prácticas, lamentablemente muy difundidas, que es aconsejable evitar, no sólo porque no traen resultados, sino porque además pueden ser contraproducentes.

 

  • Spamear a nuestros contactos

Uno de los primeros impulsos del emprendedor es el de difundir nuestro emprendimiento entre nuestra red de contactos, algo que podría ser buena idea si es que tenemos familiares y amigos interesados en la actividad que emprendemos. La mayor parte de las veces no es así, y no hacemos otra cosa que molestar. Uno de los principios fundamentales del marketing es definir con precisión a nuestro target o público objetivo, y dirigir la comunicación a éste.

 

  • Crear bases de datos sin permiso

Otra práctica muy común es la de recopilar direcciones de email y crear bases de datos sin consultar a las personas involucradas, algo que en muchos países es ilegal. Si queremos crear una base de datos o lista de newsletter para marketing es necesario que las personas se registren voluntariamente y confirmen sus direcciones de correo.

 

  • Comprar seguidores falsos

Sitios web como Comprar Followers ofrecen propuestas sin duda tentadoras para los emprendedores, porque nos permiten incrementar nuestra cantidad de seguidores en Twitter o Facebook por miles en poco tiempo. Pero estos followers no interactúan  ni están interesados en lo que tenemos para decir, entonces ¿para qué sirven? Tan sólo para mejorar nuestra imagen, algo que puede ser bien visto desde el punto de vista del marketing, pero corremos el riesgo de que alguien descubra el engaño y la acción se vuelva en nuestra contra.

 

  • Spamear en redes sociales

Además de importunar a nuestros contactos, con el fin de atraer atención hacia nosotros y nuestro emprendimiento, es común que algunas personas publiquen enlaces o comentarios en páginas de fans de Facebook con mucha popularidad, o mencionen en Twitter a cuentas célebres, algo que puede ser válido en marketing si no se hace en exceso. El problema es que muchos emprendedores repiten los mismos mensajes una y otra vez, a veces en forma automatizada.

 

  • Spamear en foros y blogs

Lo mismo que mencionamos para las redes sociales, cuenta para el caso de los foros y blogs. Contribuir con contenido pertinente y relevante es recomendable, pero cuando se exceden los límites se incurre en el SPAM. Es importante tener en claro previamente las políticas de la plataforma en la que queremos participar, para saber qué se puede y qué no se puede hacer, porque hay diferentes interpretaciones de lo que puede ser considerado SPAM.

 

  • Crear perfiles con nombre de marca

Por último, una práctica en la que he visto incurrir no sólo a emprendedores, sino también a marcas reconocidas. Se trata de utilizar funcionalidades destinadas a cuentas personales para hacer publicidad para una marca. Un community manager o experto en marketing digital debe saber la diferencia entre una cuenta personal o profile de Facebook, y una página de fans corporativa, así como también debe saber distinguir entre una cuenta personal de Linkedin y una página de empresa. En caso de utilizar una cuenta personal para nuestra marca, corremos el riesgo de que ésta sea denunciada, bloqueada o suspendida.

[Total:2    Promedio:5/5]