Facebook es ya una herramienta imprescindible del marketing online. Esto se debe, por supuesto, a que se trata de uno de los sitios web más visitados del mundo, y los usuarios suelen pasar horas navegando en él. Si bien suele hacerse referencia a Facebook como la red social más grande existente, lo cierto es que la china Qzone la sobrepasa. Aquí haremos un repaso de cuestiones generales y no tan generales que todo aquel que decida realizar marketing en Facebook debe tener en cuenta.

¿Qué hace a Facebook atractivo?

De todos los “ámbitos” que Internet ofrece, Facebook es el que más propicia el actividades y contenidos orientados a la diversión y a la socialización. Antes de llevar adelante una acción en esta red social debe considerarse esta especificidad, y saber diferenciarla de otras herramientas como Twitter o LinkedIn.

¿Qué hace a Facebook útil?

A diferencia de la posibilidad publicitaria que ofrece Google, en Facebook podemos pautar para sumar fans a nuestra fan page, cada uno de los cuales permanecerá en contacto con nosotros, conformando una suerte de público cautivo, al que le podemos hacer llegar contenido en forma periódica. En cambio, cuando pautamos en Google recibimos visitas hacia nuestro sitio web. Si bien existen y se recurre a diversos métodos para aprovechar ese tráfico, una vez que dejamos de pautar en Google lo normal es que el tráfico disminuya, y que dejemos de tener acceso a los usuarios que actualmente están realizando búsquedas.

Facebook cumple varias funciones: puede oficiar como medio difusor de información o contenidos, canal de ventas (cada vez se desarrollan más las posibilidades de comercio electrónico a través de la plataforma) y contribuir en la creación de la imagen de marca. De por sí, a medida que los grupos y páginas de fans crecen en volumen, requieren la dedicación continua, para mantener el nivel de actividad y crear cierto espíritu de comunidad alrededor de la marca. Éste es habitualmente el rol del Community Manager o del Social Media Manager.

El diferencial de Facebook frente a otras herramientas de marketing online es la posibilidad de segmentar con gran precisión a nuestro target, a través de variables demográficas como edad, sexo, ubicación geográfica, así como también a través de sus intereses. Así, podemos elegir quiénes verán nuestros anuncios, e incluso Facebook nos brindará la información para dimensionar nuestra audiencia y conocer cuál es el reach (alcance) que obtiene nuestra campaña.

¿Qué hace a Facebook indispensable?

Los usuarios de redes sociales se expresan continuamente acerca las marcas, tanto positiva como negativamente. Debido a la gran cantidad de usuarios que ya utilizan la plataforma, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que no estar en Facebook (es decir, no contar con presencia oficial ni extra-oficial) es no estar en la mente de los consumidores. Estar y tener una imagen negativa puede derivar en una crisis de la imagen de marca, algo que grandes empresas ya han vivido.

¿Qué herramientas provee Facebook?

Un error muy común, que cometen no sólo pequeños emprendedores sino también empresas consolidadas, es el de crear perfiles para sus marcas, y comenzar a agregar “amigos” compulsivamente. Facebook detecta fácilmente este tipo de actividades y las cuentas que realizan este tipo de actividades son rápidamente bloqueadas. Los perfiles personales están pensados para usuarios con nombre y apellido, no para las marcas.

Las dos herramientas más usadas y útiles que Facebook provee al marketing son las fan pages (o páginas de fans) y las aplicaciones. Ambos son recursos muy fáciles de utilizar y que están a disposición de cualquier usuario, aunque también brindan la posibilidad de un uso avanzado y mayor personalización a través de programación.

A través de la plataforma publicitaria de Facebook, llamada Facebook Ads, tenemos la posibilidad de realizar campañas a través de tres clases de anuncios:

Anuncios tradicionales. Se trata de anuncios que dirigen a nuestro sitio web externo.

Anuncios para conseguir “Fans”. Se trata de anuncios que dirigen a nuestra fan page, y permiten que los usuarios pongan “Me gusta”.

Historias patrocinadas. Se trata de anuncios que recurren a los amigos de los usuarios para recomendarles contenidos. Por ejemplo, a los amigos de los fans actuales de nuestra página les sugiere convertirse en fans.

En el caso de campañas grandes, Facebook provee una herramienta llamada Facebook Power Editor, que facilita el trabajo en caso de operar grandes cantidades de anuncios. Se trata de una aplicación que funciona con el navegador Google Chrome.

¿Cuáles son los límites de Facebook?

Algo muy importante a tener en cuenta es que la plataforma de Facebook está sujeta a continuos cambios, y las funcionalidades que ofrece varían, no siempre positivamente. Ciertas modificaciones en el funcionamiento de las páginas de fans han actuado en contra de los intereses de los dueños de ellas. Cabe citar dos ejemplos: los administradores ya no pueden hacer llegar mensajes (las llamadas “actualizaciones”) a las casillas de correo de los fans, y los fans ya no pueden recomendar las páginas a sus contactos. Las razones de estos cambios pueden ser muchas, pero en todo caso hay que comprender que nuestra fan page se encontrará siempre alojada en una plataforma que no nos es propia. Aunque Facebook es una herramienta imprescindible y muy valiosa, cabe señalar que, desde el punto de vista del marketing, mil usuarios registrados en nuestro sitio web siempre valdrán más que mil fans en nuestra página de Facebook.

[Total:2    Promedio:5/5]