Deliver Me to Hell es una serie de videos interactivos lanzados por una cadena de pizzerías neozelandesa llamada Hell Pizza. Consta de quince videos de 3 minutos cada uno, que completan una historia de zombies al estilo de los libros “Elige tu propia aventura” (Choose your own adventure).

En sólo cuatro días Deliver Me To Hell alcanzó las 110.000 visualizaciones. Cada vez son más frecuentes las campañas de video interactivo, y no es de extrañar que haya quienes afirmen que la publicidad del futuro está en este tipo de marketing online.

Algo para hacer notar es que los supuestos caminos alternativos que la serie presenta no son tales, ya que en sí la aventura de Deliver Me To Hell es completamente lineal. Las opciones alternativas son deadends, callejones sin salida en los que el protagonista muere y el video nos permite volver para elegir la opción correcta y seguir la línea argumental. Si cada camino alternativo hubiese realmente mostrado una aventura diferente, el costo de producción hubiese sido, por supuesto, notablemente mayor.

A pesar de que en su título se presenta como una “película aventura de zombies interactiva”, en lugar de realmente constituir una campaña interactiva, Deliver Me To Hell más bien parece tan sólo simular la interactividad. Aún así, el resultado es interesante por lo bien logrado de la trama, dedicada a amantes del cine gore.

Sin duda, este tipo de mini-películas producen en los consumidores un efecto de recordación mucho mayor que en el caso de los comerciales breves tradicionales. La marca Hell Pizza está bien integrada a la trama, sin resultar invasiva.

[Total:2    Promedio:5/5]