Para quienes no lo conocen, Bitcoin es, al mismo tiempo, una innovadora moneda virtual y un medio de pago electrónico. Muchos lo consideran “el dinero del futuro”, ya que está revolucionando la manera de entender el sistema monetario y las finanzas. A diferencia del dinero tradicional, ninguna autoridad está detrás de la emisión o regulación de Bitcoin, de modo que es una moneda digital que funciona a través de transacciones entre individuos y al margen del sistema bancario. Día a día cada vez más empresas, organizaciones y personas se interesan en Bitcoin, por lo que ingresar a este mundo puede ayudarnos en el marketing de nuestro propio negocio.

 

Bitcoin y ventas

Aceptar un nuevo medio de pago siempre facilita las cosas para los clientes, cualquiera sea ese medio de pago elegido. Pero esto es especialmente cierto en el caso de Bitcoin, ya que se trata de una moneda con una importante comunidad de personas detrás, que promueve su uso continuamente. Es habitual que los aficionados a Bitcoin compartan información acerca de qué profesionales y comercios aceptan pagos a través de esta modalidad, y estimulen la compra a ellos.

Cabe señalar que Bitcoin ofrece la ventaja de que, al tratarse de un medio de pago sin intermediarios, no existe comisión alguna por su utilización, una importante diferencia a tener en cuenta al comparar con otros medios de pago existentes como tarjetas de crédito, Paypal y demás. Su carácter virtual le da, además, flexibilidad para operar con transacciones internacionales, de modo que facilita no sólo las ventas, sino el envío y la recepción internacional de dinero en general.

 

Bitcoin e imagen de marca

Operar con Bitcoin reporta, también, algo que puede considerarse un beneficio adicional para nuestro marketing, y es el valor símbolico de vincular nuestra marca a una innovación reciente. Las empresas tecnológicas han sido las primeras en mirar con buenos ojos a Bitcoin. Compañías como Dell, Overstock y Virgin Galactic ya aceptan pagos en esta moneda, mientras que otras, como Ebay, Uber y Airbnb, están analizando su implementación.

Para las grandes empresas, adoptar Bitcoin se convirtió automáticamente en una nota de prensa en medios de todo el mundo y, por lo tanto en publicidad rápida y barata. Ser una de las compañías de vanguardia que asocia su nombre a Bitcoin es sin duda muy valorado ahora que la moneda está en sus primeras etapas de difusión, algo que no será tan llamativo cuando el uso se masifique.

[Total:4    Promedio:5/5]