El posicionamiento natural u orgánico en buscadores es el ranking que ocupan los sitios web en los resultados de búsqueda “no pagos”, y se logra a través del SEO (Search Engine Optimization) u optimización para motores de búsqueda, una de las actividades de marketing online más importantes a tener en cuenta cuando se trata de desarrollar un sitio web que perdurará en el tiempo. Aunque los algoritmos que utilizan Google, Yahoo!, Bing y otros buscadores para clasificar y jerarquizar la información son secretos, existen recomendaciones generales que es importante seguir y nos permitirán obtener o mejorar nuestro posicionamiento natural.

Los algoritmos cambian con mucha frecuencia (Google realiza modificaciones diariamente), pero hay que tener presente que existen ciertas pautas generales que se mantienen constantes, y que la motivación que existe detrás permanece siempre idéntica: brindarle al usuario aquello que está buscando. Al momento de desarrollar nuestro sitio web, debemos también tener muy presente esta meta. Recientemente Google anunció que el exceso de SEO sería penalizado por GoogleBot, spider de Google. Una pequeña muestra de que no se trata de abusar de estas técnicas, sino de brindar el contenido más claro y acertado frente a la necesidad de los usuarios.

Un ejemplo de posicionamiento natural

En mi caso particular, gracias a la elección de un nombre de dominio altamente vinculado al mercado apuntado, la optimización del contenido y diversas acciones destinadas a mejorar el posicionamiento natural, mi emprendimiento Juguetes de Colección figura actualmente como primer resultado de búsqueda para todas las expresiones más frecuentes relacionadas con la temática:

[youtube RGLhQgjs4hU]

El primer paso es siempre definir con precisión cuáles serán aquellas keywords o términos de búsqueda que un cliente potencial de nuestros productos escribiría en un buscador, y centrarse en esas expresiones. Cabe remarcar que la estrategia de posicionamiento natural o SEO no es una actividad aislada, sino que debe estar integrada a consciencia y con premeditación a nuestra estrategia de marketing digital. Aquí hacemos un somero repaso de algunos de los más importantes factores para obtener un buen posicionamiento natural en buscadores.

Nombre de dominio y URLs

El nombre de dominio elegido es uno de los principales y más decisivos factores para obtener un buen posicionamiento natural. Si comenzaremos un emprendimiento web desde cero, es altamente recomendable que elijamos la marca en función de nuestros objetivos de posicionamiento y teniendo en cuenta las búsquedas relacionadas con nuestro producto o servicio. Asimismo, cada una de las URLs o direcciones de las páginas que forman parte del sitio web deben ser claras (en lo posible, sin signos o números extraños) y contener términos relacionados con el tema específico sobre el cual versan. Una importante orientación acerca de cuáles son las expresiones de búsqueda más frecuentes relacionadas con nuestra actividad la brinda la herramienta de palabras clave de Google.

Estructura del sitio web

Es recomendable que toda la estructura de nuestro sitio web, comenzando por las diferentes secciones que presentará, esté pensada en función del posicionamiento natural, sin que esto actúe en desmedro de una buena experiencia de usuario. Existen páginas y secciones comunes cuyos títulos, muy genéricos, no tienen sentido desde la perspectiva de una estrategia de SEO, como por ejemplo “Acerca de nosotros”. Lo ideal es que todas las secciones de nuestro sitio web tengan algo que ofrecer al posicionamiento natural. Además, nuestra web debe contener un sitemap: se trata de un archivo de actualización constante, que sirve a los motores de búsqueda como una suerte de índice, permitiéndoles indexar en forma rápida toda la estructura del sitio.

Posicionamiento natural

Aquí podemos distinguir el posicionamiento natural en Google obtenido a través de SEO, de los anuncios pagos.

Optimización del contenido

El contenido de todas las páginas de nuestro sitio web es, por supuesto, fundamental para el posicionamiento natural en los buscadores. Debemos asegurarnos de que los motores de búsqueda pueden indexar los textos e imágenes presentes en cada una de las páginas, ya que es en función de estos contenidos que es determinada su pertinencia a los diferentes términos de búsqueda de los usuarios. Se puede realizar esta comprobación con herramientas como Spider Simulator. El contenido debe ser original, ya que duplicar contenido dentro del mismo sitio web o de fuentes de terceros puede resultar en una penalización que haga descender nuestro sitio web en los resultados de búsqueda.

Generalmente se recomienda que las palabras clave o expresiones más significativas o sus sinónimos estén repetidas varias veces, si es posible en los títulos, en un tamaño de letra, y en tipo de letra “negrita”. Es conveniente que cada sección o página de nuestro sitio web tenga claramente definido un rol y una serie de palabras clave específicas por las que deseamos que sean encontradas. Con respecto a las imágenes, cumplen también un papel importante para el posicionamiento, y deben ser optimizadas. Tanto el nombre de los archivos de imágenes, así como sus títulos y descripciones deben estar pensados en términos estratégicos, ya que contribuyen a un buen SEO y la búsqueda de imágenes, a través de Google Images u otros buscadores, es siempre una importante fuente de tráfico.

Meta tags

Se conoce como meta tags a cierta información “oculta” en el código de un sitio web, y que los motores de búsqueda indexan como parte del contenido de la página. Al igual que el contenido visible, los meta tags (generalmente título, descripción y keywords), deben contener información pertinente a los textos e imágenes del sitio web. Existen herramientas útiles que nos permiten ver y evaluar qué tan bien han sido elegidos los textos de los meta tags. Mi favorita se llama Meta Tag Analyzer.

Links entrantes

Los links entrantes o enlaces hacia nuestro sitio web le brindan a los motores de búsqueda una idea de la importancia de nuestro contenido. Los enlaces entrantes determinan el PageRank, un valor del 1 al 10 que Google le asigna a todo sitio web y es uno de los factores que inciden en el posicionamiento. Cuantos más enlaces entrantes de calidad tengamos, es decir, enlaces hacia nuestro sitio web provenientes de páginas con alto PageRank, aumentará nuestro propio ranking. Es decir que no sólo importa la cantidad, sino también la calidad. Podemos conocer el PageRank de cualquier web gracias a herramientas como la extensión de Chrome PageRank. Se conoce como linkbuilding a la actividad destinada a generar enlaces entrantes hacia nuestra web. De por sí, se trata de un tema muy amplio, que merecerá un artículo aparte.

Actualizaciones

Mantener un sitio web a tono con las últimas tecnologías, y que cargue rápidamente no sólo mejorará la experiencia de los visitantes sino que también influirá positivamente en nuestro posicionamiento natural. Por otra parte, eliminar contenido de nuestra web o modificar las URLs son algunas de las actividades que pueden hacer peligrar nuestra posición. Si realizamos una renovación grande de nuestro sitio web, debemos asegurarnos de que no queden enlaces “rotos” que no no dirijan a ninguna parte, ya que esto afecta la confiabilidad de nuestro contenido.

[Total:3    Promedio:3.7/5]