Por qué no deberías usar Divi

El template o theme Divi para WordPress es uno de los más populares y usados en el mundo. Pero popularidad no es sinónimo de calidad. De hecho, presenta serios problemas que hacen casi cualquier otra alternativa una mejor opción. Luego de haber pasado por la experiencia de utilizar Divi para diversos sitios web, aquí explicamos por qué es mejor evitar su uso, y por qué a pesar de sus defectos sigue siendo popular.

1. Divi es muy lento.

El theme Divi tiene infinidad de opciones de personalización, lo cual lo convierte en un template muy poderoso. Podemos construir casi cualquier clase de sitio web y personalizarlo como más nos guste. Es posible modificar al detalle todos los aspectos del diseño de Divi. Pero este amplio rango de opciones tiene su precio en recursos. ¿Realmente es necesario tener tantas opciones? ¿No sería mejor utilizar un template que ya se asemeje a la imagen que deseamos brindar en nuestro sitio web? Divi puede funcionar bien para un sitio web poco visitado, pero en cuanto comience a generar tracción, aumenten las visitas y se tenga que trabajar con bases de datos más grandes, comenzarán los problemas de rendimiento.

2. No, en serio. Divi es muy lento.

Hemos hecho el experimento de cambiar el template de un sitio web, alternando entre Divi y otros themes, y midiendo el rendimiento con herramientas online dedicadas a comprobar la velocidad de carga. La diferencia en rendimiento es abismal. Considerando que la velocidad de carga es uno de los factores importantes para el ranking en los resultados de búsqueda de Google, no es un dato menor. Si el mero hecho de cambiar de Divi a otro template mejora sustancialmente el rendimiento de un sitio web, no existen demasiadas razones para no hacerlo cuanto antes. Y siempre será preferible utilizar themes que son simples y rápidos, antes que lentos y complejos que ocasionan problemas.

3. Divi deja código innecesario.

Las innumerables opciones de personalización de Divi existen en la forma de código en cada página y entrada. Si has estado usando Divi en WordPress y decides probar otro theme, al cambiar te encontrarás con la desagradable sorpresa de que ahora todo tu contenido muestra código en la forma de shortcodes que fueron agregados por Divi y no fueron removidos por el theme al desinstalar. Editar manualmente cada una de las páginas y entradas es una tarea tediosa, especialmente si el sitio web es grande. Como muchas de las funcionalidades son intrínsecas de Divi, objetos como sliders y formularios de contacto dejarán de funcionar al abandonar el theme y se mostrarán como shortcodes.

4. Gutenberg hizo a Divi irrelevante.

La era de los themes y plugins que funcionan como builders o editores visuales que permiten diseñar arrastrando bloques al estilo drag and drop ha terminado. Hoy en día WordPress incluye por defecto su propio constructor visual, llamado Gutenberg. Y es, naturalmente, más simple y rápido que Divi. Con la ventaja adicional de que ha sido creado por el staff del propio WordPress, de modo que no tendremos que preocuparnos por el acceso a las actualizaciones. ¿Otra ventaja? Es gratis, mientras que el acceso de por vida a Divi tiene un costo de $249 dólares.

5. Divi hace mucho pero logra nada.

Con Divi se verifica la vieja máxima «Aprendiz de todo, maestro de nada». Al crear un theme flexible que supuestamente se adapta a cualquier necesidad, Elegant Themes, la compañía detrás de Divi, ha sacrificado calidad en los detalles y aspectos más minuciosos. Un ejemplo de esto es el formulario de contacto del template, que tiene a modo de captcha el viejo método de hacer un cálculo matemático, actualmente poco efectivo y que deja pasar mucho spam.

Otro aspecto negativo es que aumentar la complejidad y la cantidad de opciones disponibles en un theme de WordPress produce más problemas en términos de bugs e incompatibilidades. Este problema se ha hecho tan evidente en el caso de Divi que el área de soporte de Elegant Themes dejó de ser un foro público para convertirse en un sistema de tickets privado.

Entonces, ¿por qué es Divi tan popular?

El principal beneficio ofrecido por Divi es que a la hora de crear un nuevo sitio web en WordPress ya no sería necesario perder tiempo en busca del theme ideal. Bastaba con instalar Divi y personalizarlo de acuerdo a nuestras necesidades. Es una solución particularmente atractiva para quienes no tienen conocimientos de programación y preferirían pagar por un template una sola vez y usarlo para múltiples sitios web. De hecho, el slogan de Divi es «The only theme you will ever need» («El único theme que necesitarás»).

Divi se popularizó rápidamente no sólo por esta posibilidad, sino que además contaba con el respaldo de Elegant Themes, una compañía conocida, justamente por sus themes «elegantes». Elegant Themes puso mucho énfasis en publicitar Divi, a punto tal que abandonaron por completo el soporte de todos sus templates anteriores y actualmente sólo se dedican a Divi y Extra, un theme muy similar pero dedicado a magazines.

A raíz de los crecientes problemas con Divi y el lanzamiento de Gutenberg es muy probable que su popularidad entre en rápido declive.

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *